Conocí a las Madres de Día en el año 2012, gracias a un artículo en la revista Crecer Feliz, y decidí investigar un poquito más acerca de ellas.

Yo trabajo en una escuela infantil “tradicional”, pero hoy en día, y cada vez más, están apareciendo nuevos modos de cuidado en edades tempranas, y la verdad que a mi me encantan, pues todos ellos buscan una atención personalizada para el niño, y dan prioridad a algo acerca de lo que yo escribía hace poco: la importancia de que los niños se relacionen con otros niños, aprendan rutinas, jueguen, exploren, se diviertan, aprendan…pero que lo hagan con un número de alumnos por clase determinado, y no el que hay establecido por ley hoy en día.

Para explicaros brevemente que son las Madres de Día os puedo decir que son una “mezcla” entre las escuelas infantiles y los cuidadores que podamos tener en casa. Son educadoras profesionales que se dedican al cuidado de los niños en su propio hogar (debidamente equipado y adaptado), que trabajan con pedagogía Waldorf, y que acogen grupos de 3 o 4 niños como máximo.

Creo que los niños deberían poder permanecer en casa por lo menos durante los 2 primeros años de vida, pero en cambio tenemos una baja maternal de risa, que 16 semanas después de haber cambiado por completo nuestra vida nos obliga a volver a trabajar, y a dejar en otras manos lo más preciado para nosotros, y sean las manos que sean (de abuelos, de tios, de educadores…) no son las nuestras, que con tan poco tiempo de vida son las que más necesitan nuestros hijos. No nos queda opción, en mi caso fui de las afortunadas que puedo dejar a su hijo hasta el año con la abuela, pero en otros casos no hay alternativa, y las Madres de Día ofrecen algo más cercano y más parecido a lo que podemos encontrar en nuestro propio hogar.

Decidir en que manos vamos a dejar a nuestro bebé es algo que hay que meditar y estudiar mucho, por ello creo que es importante conocer todas las opciones posibles.

En Zaragoza ha nacido este año “El Buhico”, un hogar de Madre de Día que arranca de la mano de Victoria, con quien tuve la suerte de coincidir en el Curso de Disciplina Positiva, y que me transmitió una ilusión, unas ganas, un cariño y una alegría enormes que estoy segura transmitirá a todos los pequeños a los que cuide. Os dejo su página para que podáis conocerla mejor: http://elbuhicomadrededia.blogspot.com.es

Prometo que esta no será la única vez que os hablo de ello, hay muchos modos nuevos de educación y de verdad merece la pena conocerlos todos a fondo. En el evento-sorpresa que estoy preparando para el 13 de septiembre en Zaragoza y del que os iré contando cositas poco a poco podréis conocer mucho más acerca de este y otros “nuevos” modos de educación infantil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This