Hoy es el tercer año que celebro el Día de la Madre siendo una de ellas, una de las afortunadas que han conseguido cambiar su vida, que a pesar de dejar de disponer de tiempo para cuidarnos, de dejar de ir al baño solas, de dejar de pensar en nosotras para que todo gire en torno a nuestros hijos hemos podido convertirnos en las personas más afortunadas del mundo por conocer un tipo de amor diferente, un amor incondicional, una felicidad inmensa que nos dan cada día nuestros hijos. Gracias a Álvaro hoy soy una persona nueva, tengo una familia que me hace ser cada día más feliz, que me da fuerza para luchar por mis sueños, que me hace levantarme cada mañana dando gracias por lo que tengo, he aprendido a saber que es lo que realmente importa y a saber también quien me aprecia realmente. Gracias a él me he convertido en mamá, la mejor ´”profesión” de este mundo.

Felicidades a todas las mamás, en especial a la mía, por cuidar de mi y quererme cada día. Hoy os dejo un pedacito de mi, de mi diario de los recuerdos…¡FELIZ DÍA A TODAS!

20140119-122401.jpg

26 de octubre de 2011: 25 semanas de embarazo

En este momento me encuentro en mi sexto mes de embarazo, o con las cuentas que hacen los médicos por semanas, en la 25. Parece que fue ayer cuando mi pareja y yo decidimos dejar todas las precauciones que utilizábamos porque habíamos decidido que queríamos tener un bebe.

La verdad es que no nos dio mucho tiempo de hacernos a la idea ya que ese mismo mes recibimos la mejor noticia de nuestra vida: íbamos a ser papás.

El principio del embarazo lo recuerdo como un periodo muy feliz pero también algo “angustioso”, ya que tuve algún pequeño problemilla, y siempre estaba con el miedo de que algo saliera mal.

Al salir de la ecografía de las 12 semanas empezó otro periodo para mi, nos dijeron que todo iba bien, y el pequeño problemilla había desaparecido.

A las 15 semanas pude sentir por primera vez los movimientos de mi bebe, al principio muy flojitos pero poco a poco se hicieron mas intensos, y desde la semana 20-22 cada vez los noto mas. Para mi es la sensación más bonita que he experimentado en mi vida, sentirlo, saber que esta bien, que mi hijo, al cual, quiero ya con toda mi alma a pesar de que aun no ha nacido, esta creciendo dentro de mi.

Se despiertan muchos sentimientos a lo largo del embarazo, muchas sensaciones que no piensas que podrías tener. Son muchos sentimientos de felicidad, pero también muchos de preocupación, cada vez que vas al medico, a una ecografía, a hacerte análisis, piensas y pides por que todo vaya bien.

Empezamos a preocuparnos por los hijos antes aun de que hayan nacido, al igual que empezamos a quererlos sin ni siquiera conocerlos ni verlos, porque ya son parte de nosotros, y aun, a tres meses de nacer ya harías cualquier cosa por ellos.

Los niños son parte de nuestra vida, son lo que nos hace formar realmente una familia, los que a pesar de momentos duros nos dan la mayor felicidad que se pueda sentir, por eso tenemos que cuidarlos, que quererlos, que mimarlos, y enseñarles a vivir en este mundo cada día más difícil.

4 de febrero de 2012: 39 semanas de embarazo

Mi embarazo no ha sido para nada como había pensado, creía que todo seria perfecto y bonito, y hemos ido teniendo un “problema” detrás de otro, pero por suerte ninguno ha llegado a ser grave y todos se han ido solucionando…

Al principio, en la semana 8 vieron que tenia un hematoma, con lo cual tuve que estar un tiempo de reposo hasta que desapareció, pase un tiempo bien, y a la vuelta al trabajo como es un trabajo que requiere esfuerzo físico comencé a tener que hacer reposo por contracciones…a pesar del reposo en la semana 31 tuvieron que ingresarme por amenaza de parto prematuro.

Estuve 9 días en el hospital con goteros para parar el parto y en cuanto me quitaban la medicación volvía a ponerme igual, hasta que finalmente hicieron efecto y pude volver a casa con reposo absoluto: cama-sofá y sofá-cama.

Y para colmo vieron que mi niño era chiquitín, y en la semana 33 nos dijeron que si no crecía bien lo tendrían que sacar…entonces pesaba solo kilo y medio.

La verdad que fueron momentos duros, pero a veces aun cuando parece que todo esta claro las cosas cambian. Han pasado 8 semanas desde mi ingreso, cuando pensaba que mi niño tendría que estar mucho tiempo en la incubadora por ser prematuro…y al final el embarazo ha llegado a término, es más, en 6 días salgo de cuentas.

Por otro lado, y después del susto del peso Álvaro ya pesa 2 kilos y medio, lo cual, aunque es bajito peso ya entra dentro de lo que los médicos consideran normal (entre 2 kilos y medio y 4 kilos). Con esto quiero decir que a veces aunque ocurran problemas o dificultades y nos parezca que no tienen solución pueden ir mejorando poco a poco.

Hace un par de meses pensábamos que ojalá pasara un día más para que nuestro hijo no fuera prematuro, y ahora nos levantamos cada día pensando “ojalá sea hoy”. Hace tres semanas ingresé porque parecía que estaba de parto pero se paró, y de momento seguimos esperando…la verdad que se hace eterno, es imposible no estar las 24 horas del día pendiente de todas las señales, de ver si cuando empiezan las contracciones siguen o se paran, si rompes aguas, si el bebe se mueve poco o mucho…y no saber cuando llegará el día en que nuestra vida cambiará por completo, pero lo que está claro es que ese día ya está muy cerca, y que nosotros estamos llenos de ganas e ilusión.

Respecto al parto desde luego que da mucho respeto, como todo lo desconocido, y sobretodo miedo de que algo vaya mal. No tengo miedo al dolor, sólo a que todo salga bien y mi niño nazca sanito y perfecto, no me imagino como será el momento en que saldrá de dentro de mi, lo oiremos llorar, lo podremos abrazar, el momento en que empecemos a ser una nueva familia, sólo se que estoy deseando que llegue y que espero que sea pronto, porque estoy muy impaciente, ansiosa, y llena de ganas e ilusión.

3 de Agosto de 2012: 5 meses y 3 semanas

Finalmente Álvaro nació el 9 de febrero, pesando 2460 gramos y midiendo 47 cm, después de todo nació sano y perfecto, y es un niño risueño y feliz.

Sólo puedo decir que ha sido lo mejor que nos ha pasado en esta vida, y que me emociono leyendo todo lo que escribí durante mi embarazo porque entonces todavía no sabia de verdad lo que me deparaba la vida y lo maravilloso que es ser madre, con sus momentos alegres y sus momentos difíciles, con sus pocas horas de sueño, sus preocupaciones, con todo ello realmente es lo que más merece la pena hacer en esta vida.

21 de octubre de 2012: 8 meses y 2 semanas

Ha pasado casi un año desde la primera vez que escribí, y parece mentira que la vida nos haya cambiado tanto.

Álvaro es el centro de nuestras vidas, y los momentos que vivimos con él son únicos e irrepetibles, mágicos, como sueños hechos realidad.

Estar bailando juntos, o jugando mamá, papá y él tirados en el suelo nos dan más felicidad de la que podría darnos todo el dinero del mundo.

Cada pequeño progreso conseguido es una fiesta, cada mirada suya, cada sonrisa, hacen que se pare el mundo, ver su cara cuando te ve al volver del trabajo, o sentir sus abrazos, te hacen dar gracias todos los días de haber tomado esta decisión en la vida: la de ser padres, intentaremos ser los mejores padres, porque él sólo con estar ya ha conseguido ser el mejor hijo.

¡FELICIDADES MAMÁS!

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This