Este fin de semana hemos estado de boda, el peque se quedó con los abuelos a dormir y mi pareja y yo hemos tenido algo de tiempo para los dos solos, para hacer algo tan “raro” como ¡hablar!

Llevamos un día a día en el que no sobra ni un sólo segundo, cuando estamos con los niños nos dedicamos de pleno a su atención, hacemos actividades en familia y disfrutamos mucho, pero cuando llegan momentos como estos y te pones a hablar un rato te das cuenta del tiempo que hace que no lo hacías. Cosas tan simples como esta, el hecho de sentarse de nuevo en el asiento del copiloto del coche (por ejemplo), o no correr durante un par de horas son imprescindibles para una buena relación.

Cuidamos mucho a nuestros hijos pero a veces nos olvidamos de cuidarnos nosotros mismos o de cuidar la pareja y todo esto es importantísimo, pues si en casa estamos bien y nosotros nos sentimos bien también, vamos a poder transmitir esa felicidad a nuestros hijos, “trabajar” al unísono en su educación y cuidarlos y tratarlos como se merecen.

En casa nos propusimos hacer una actividad en pareja al mes…como os podéis imaginar no lo cumplimos, y siempre preferimos hacer cositas en familia, con nuestro peque, y disfrutar de esos momentos tan felices juntos; pero aunque no sea todos los meses si que lo hacemos de vez en cuando (una cena, una escapadita al cine, un concierto…) creo que es primordial para que la familia siga estando unida y feliz y para recordar de vez en cuando lo mucho que los papis se quieren también.

¿Vosotros qué soléis hacer?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This