Conocí el virus boca, mano, pie hace unos tres años cuando aparecieron un par de casos en la escuela infantil en la que trabajo; el año pasado también hubo dos o tres; y este año se ha propagado muchísimo, pues todos los niños de mi clase lo han pasado (pobrecitos).

Si tenéis hijos pequeños ya lo conoceréis, pero por si alguien todavía no lo ha hecho os dejo unas pequeñas reseñas sobre lo que es:

  • Es una afección vírica que se contagia fácilmente por el contacto directo. Suelen tenerla normalmente los niños de hasta unos 10 años siendo más común sobretodo en menores de 3. En los adultos muchas veces se presenta como unas fuertes anginas.
  • Puede comenzar de dos modos distintos (o por lo menos son estos dos modos los que yo he visto):
  1. Los niños pierden el apetito y comienzan con “anginas” y fiebre, posteriormente aparecen los granitos en manos o brazos y pies o piernas, aunque a veces pueden aparecer por todo el cuerpo siendo las ampollitas más visibles en estas zonas (de ahí su nombre). Muchas veces el culete y la zona del pañal también se ven afectadas
  2. Aparecen granitos por todo el cuerpo o por la zona de manos, pies y alrededor de la boca y se acompañan de fiebre
IMG_20170713_224213

Esta es Inés con el virus, mirando bien la foto observaréis que está llena de puntitos rojos. A día de esta actualización (Julio 2017) mis dos hijos han pasado este virus

  • Son ampollitas parecidas a la varicela que se concentran en estas zonas
  • Como es algo vírico no hay un tratamiento especial, simplemente los antitérmicos para controlar la fiebre y dejar pasar unos días hasta que las ampollas comiencen a secarse (entre 5 y 10 aproximadamente)
  • Los niños pierden el apetito, normalmente antes de darnos cuenta de que tienen este virus, pues aparecen aftas en la boca que son bastante dolorosas al comer, lo que les impide hacerlo
  • No hay que obligar a los niños a comer en estos casos pero si estar pendientes siempre de que estén bien hidratados
  • Por último, y esto es algo que no suele leerse cuando buscas información de esta enfermedad y que muchas veces pasa; pueden caerse algunas uñas de las manos y/o los pies de los niños alrededor de un mes después de pasar la enfermedad. Los padres no lo asocian a ello pues ya ha pasado un tiempo y se asustan, por eso considero importante que lo sepáis. Esto se debe a que muchas veces aparecen ampollitas también debajo de las uñas.

Espero que vuestros peques no la cojan, y si lo hacen como siempre que están malitos: paciencia, mimitos y mucho amor.

Disfrutad mucho del puente y sobretodo…virus fuera!! 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This