Ayer por la tarde os contaba que comenzaba una nueva colaboración con Laboratorios Boiron, y que me enviarán de vez en cuando muestras de sus productos para poder dejaros mis opiniones y mi experiencia personal; pues cual ha sido mi sorpresa esta mañana al ver que en twitter eran varias las personas que estaban comentando a costa de mi foto sólo por el echo de colaborar con unos laboratorios homeopáticos.

He tenido que leer una gran cantidad de gilipolleces que me han hecho cabrearme muchísimo y por supuesto tenía que escribir un post al respecto (dejando pasar un rato porque la mala leche que tenía en ese momento me hubiera hecho escribir cosas mucho peores)

Para empezar yo escribo mi blog, y como mío que es hablo en él de lo que me da la real gana, señores. Me parecería estupendo que personas que lo siguen me criticaran alguna cosa, o me cuestionaran otras, pero con conocimiento de causa, no que alguien por un sólo tweet me critique sin conocerme, sin interesarse siquiera sobre lo que trata el blog y además haciendo un juicio de mis principios, y esos, lo siento mucho, pero no me los toca nadie.

Cuando en agosto de 2013 comenzaba a escribir este blog lo hacía con mucha ilusión y ganas por contar mi día a día, mi vida con niños, mis experiencias que tal vez pudieran ayudar a otras personas y con el objetivo también de aprender de todas aquellas personas que me siguieran. Hoy en mayo de 2015 la idea sigue siendo la misma, no ha cambiado absolutamente nada.

Lamentablemente tendemos a criticar enseguida lo que no nos gusta o no nos parece bien, la mayoría de las veces sin ni siquiera conocerlo. Yo escribo sobre muchos temas pero siempre lo hago sabiendo de lo que hablo, bajo mi experiencia personal. Habrá personas que compartan mis ideas y otras que no, cada uno tiene las suyas, pues sino vaya mundo más aburrido… Yo probaré productos que me encanten y me vayan de maravilla, y habrá personas a las que no les sirvan; yo sólo cuento lo que vivo y lo que a mí me gusta (la verdad que las cosas que me disgustan las suelo obviar, pues me parece mucho mejor hablar de las cosas buenas y bonitas en el blog, que las malas o feas ya vienen solas, y tampoco soy nadie para “echar mierda” sobre empresas o productos que me han dado mal resultado)

En los comentarios de esta mañana se me tachaba de “blog comprado”, y si hay algo que no soy es eso. Para empezar no cobro dinero por ninguno de mis post (y tampoco quiere decir que los blogs que cobran sean comprados pues también tienen sus principios); yo no gano ni un duro con el blog; de echo si alguna marca me contacta es lo primero que les digo; mis palabras no se compran con dinero. Sé que hay mucha gente que lee y sigue el blog, y si hablara de algo sólo porque me pagan no me sentiría bien.

Sí que realizo colaboraciones, como por ejemplo esta con Boiron, en las que las marcas me hacen llegar sus productos para que yo pueda probarlos y contaros mi experiencia; pero estas colaboraciones siempre son de productos que me interesan de verdad y además cuando realizo un post en colaboración con alguien siempre os lo hago saber al escribirlo.

Hablo de lo que me gusta y lo que me funciona, me lo hayan regalado o me haya gastado 100 euros en comprarlo. Muchas veces soy yo la que contacta a ciertas marcas para pedirles más información si quiero hablar de alguno de sus productos, incluso les he realizado alguna entrevista…Otras me contactan ellos y si no conozco lo que me ofrecen siempre les pido probarlo antes para dar a mis seguidores la opinión real. Y otras veces si me contactan de algún producto que no me interesa o que yo no utilizaría en casa, simplemente no hablo de ello ni lo pruebo.

He tenido que leer también esto “¿no va siendo hora de usar el término bloguer@ de forma despectiva?” despectivas serían las cosas que yo respondería a esta persona, pero creo que tengo más clase y educación y voy a preferir callarme. Pero quiero aclararle a este señor que los blogueros somos personas que deciden abrir un blog para hablar de su vida, de sus experiencias y contarlas al resto del mundo; si te gusta lo lees y sino te vas a leer otros que sean más acordes a lo que tu piensas; pero desde luego no critiques algo que ni siquiera has leído; pues todas las personas que han comentado eso ni siquiera sabían mi nombre ni de lo que trataba mi blog. Muchos eran médicos en contra de la homeopatía que han visto mi tweet y han decidido “desahogarse” conmigo

Un blog es un diario abierto a todo aquel que lo quiera leer. Un bloguero es alguien que invierte mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucha ilúsión en sacar su página adelante, en buscar contenido que pueda interesar a los lectores, en hacer llegar a los demás sus ideas y opiniones a cambio de nada. Es cierto que hay blogueros que consiguen ganarse la vida con ello, pero son los menos (también hay mucha gente que juega al futbol y al final sólo unos pocos llegan a convertirse en futbolistas).

Respecto a la homeopatía, ya que ha sido el desencadenante de esas lindezas, sigo diciendo lo mismo; la recomiendo y la recomendaré, pues en casa hace ya dos años que la usamos y estamos encantados. Me decían que es como agua con azúcar; pues me parece muy bien, pero ese agua con azúcar ha hecho que mi hijo haya pasado de estar todas las semanas malito con casi 40 de fiebre a enfriarse tres o cuatro veces al año; y lo mismo me pasa a mí. Habrá gente a la que no le funcione, y otros a los que si, a nosotros por suerte nos va a de maravilla. Me decían en los comentarios que debo ser la única persona a la que le funciona; no lo sé, pero lo que sí es que cada vez conozco más gente que la utiliza y que están encantados. Y más médicos que la van incluyendo; de echo mi homeópata también es médico de cabecera; y el pediatra de Álvaro utiliza mucho la medicina integrativa que alterna la medicina tradicional con terapias y medicinas naturales y homeopáticas.

Cuando tenemos que tomar ciertos medicamentos o antibióticos lo hacemos, pero como preventivo no me cansaré nunca de decir que a nosotros nos cambió la vida.

Tenía ganas de responder a todo ello y también quería aclararos cuales son mis principios y lo que realmente hay detrás del blog. “No tienes ni idea de marketing 2.0” ha sido otra de las cosas que he tenido que leer esta mañana; supongo que pretenderían ofender pero para mí ha sido un halago porque no quiero tener ni idea de ello pues no soy un blog comercial; ni me dedico a ello; soy una mamá, una educadora infantil que escribe en su blog sobre su vida y sobre lo que le gusta; no hay más. Si me gusta un producto y hablando de él en el blog puedo ayudar a darlo más a conocer estupendo, pero ese no es mi objetivo, escribo porque quiero, lo que quiero y como quiero. PUNTO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This