Hay cosas que por mucho que escribas un blog o compartas aspectos de tu vida en redes sociales, decides dejar para tu vida privada, pero llega un momento que esas cosas también necesitan salir; y no por el mero hecho de contarlas, sino por el hecho de poder ayudar a otras personas que estén pasando por la misma situación…si habéis leído el título ya sabréis de lo que se trata.

pregnant-422982_960_720

Desgraciadamente hay mucha gente que desea tener un hijo y no puede, el camino es duro, y aunque con Álvaro tuve una suerte enorme pues me quedé embarazada enseguida, con la búsqueda de mi segundo hijo nos hemos encontrado de lleno con esta situación. Es muy frustante, y más cuando con el primer embarazo no hubo problemas (decidimos dejar de usar precauciones y a los 15 días estaba embarazada), das por hecho que la segunda vez va a ser igual pero poco a poco los meses se van llenando de desilusiones y aquello que tanto anhelas no llega nunca.

La búsqueda frustrada de un hijo es algo que muchas veces te hace sentir incomprendido, normalmente la gente que no está pasando también por eso no entiende que te haga sentir tan mal, y frases como “no le des vueltas, verás como así te quedas” o “oye, por lo menos tú ya tienes un hijo” están a la orden del día. Las personas que estén en esta situación sabrán que lo de no darle vueltas es imposible, no podemos separar la cabeza del cuerpo, y aunque no queramos sabemos qué día nos toca la regla, si nos duelen los pechos, la tripa, si tenemos naúseas…y es imposible no pensar en ello.

Por otro lado es cierto que ya tengo un hijo, lo que más quiero en este mundo, pero eso no anula el deseo por tener otro, y las ganas os aseguro que son las mismas que la primera vez.

Sólo hay un problema con todo esto, y es que las decepciones continuas cada mes, y la gran ilusión que sentimos ante la búsqueda de un hijo nos terminan pasando factura, y la búsqueda de algo bonito se termina convirtiendo en la búsqueda de algo necesario. Sientes que necesitas eso para ser feliz y dejas de valorar el resto de cosas que sí tienes alrededor; por lo menos así me sentí yo durante un tiempo.

Siempre he dado las gracias por la vida y la familia que tengo, con más o menos dificultades siempre he sido muy feliz, pero hubo un momento de mi vida en el que esta búsqueda me afectó demasiado, y dejé de disfrutar y valorar algunas cosas, sentía que me faltaba algo (el segundo hijo) y que sin eso no podría ser feliz del todo, eso me hizo pararme a pensar y decidirme a buscar ayuda. Hay muchas personas, grupos y terapias que ayudan con estos temas y yo os recomiendo que si la búsqueda de un hijo, sea el primero o el quinto, da igual, os está afectando demasiado, os animéis a uniros a una de ellas.

Siempre he sido una persona positiva, y pasados esos meses duros volví a serlo, esta piedra en el camino que me ha puesto la vida me ha hecho ser mejor persona, valorar más todo lo que tengo, conocerme mejor…en fin, que soy una versión mejorada, María 3.0. La vida siempre nos trae dificultades, y debemos aprender a sacar el lado bueno de ellas, pues todas nos traen consigo un gran aprendizaje.

Gracias a esto, por ejemplo, empecé a hacer deporte, para fijarme nuevas metas y cumplir nuevos retos, sin esta búsqueda frustrada nunca me habría decidido a hacerlo.

De momento nos van haciendo pruebas pero entre la lentitud de la seguridad social y que si es el segundo hijo todavía se dan menos prisa pues ahí estamos, todo va saliendo bien y la verdad que ahora mismo no tengo prisa (aunque sí ilusión), he aprendido que un segundo hijo sería una gran felicidad añadida a la que tengo ahora pero no una necesidad para ser feliz. Tengo un hijo maravilloso, un marido increíble, una familia genial, tengo muy buenos amigos y una vida que me encanta, qué más puedo pedir, ahora simplemente es cuestión de dejar a la vida que me traiga lo que me quiera traer cuando ella quiera, sin forzar nada, si tiene que ser será, y sino estaré agradecida porque estos 19 meses de búsqueda me han convertido en alguien mejor. Las dificultades y los problemas te hacen más sabio y más grande.

Si estáis en la búsqueda de un hijo que no llega os recomiendo varias cosas:

  • pedir ayuda médica y buscar opciones, si una opinión no os convence buscar otra, aunque sea necesario pagar, creo que es importante estar seguro con las personas que se ocupan de tí con estos temas.
  • intentar no buscar en foros mucha información, porque se hace como auto ayuda pero al final terminas volviéndote más loca y desesperándote todavía más.
  • si ves que la búsqueda frustrada de un hijo te está afectando demasiado en tu día a día busca ayuda, no tengas reparos, verás que hay muchos grupos de ayuda, psicólogos expertos en estos temas…que podrán ayudarte. La búsqueda de un hijo es algo bonito y tarde un mes o treinta hay que vivirla como tal, si te sientes demasiado triste cuando te baja la regla durante días, si te obsesionas demasiado con los síntomas, si una semana antes de la regla estás nerviosa y con ansiedad por lo que pueda ser, si te sientes incomprendida…es momento de que alguien te eche una mano.
  • puedes comenzar usando test de ovulación, gráficas de temperatura basal.. durante los primeros meses, pero cuando hayas visto cuando sueles ovular, la duración de tus ciclos…a no ser que seas muy irregular, mi recomendación es que los dejes. Ten relaciones cuando quieras tenerlas y disfruta de ellas, no conviertas la búsqueda de un hijo en algo mecánico pues al final además de ser algo que te afecte de forma individual, terminará afectando también a la vida en pareja.
  • ten en cuenta que quedarse embarazada es algo muy difícil, hacen falta muchos factores para que todo salga bien, y por eso es necesario tener paciencia (sé de primera mano lo difícil que esto es, os lo aseguro, la palabra paciencia no ha estado nunca en mi vocabulario, y con este tema me ha costado todavía más poder comenzar a usarla y sobretodo a creérmela)
  • expresa tus sentimientos y no los escondas, yo los escondí durante mucho tiempo y al final cuando salieron era imposible pararlos.
  • intenta valorar las cosas buenas que tienes ahora, disfruta de tu vida pues los días pasan y no vuelven, y verás como tarde o temprano todo llega, estoy segura de ello, a tí te llegará y a mí también 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This