Esta semana ha empezado mi periodo de baja por riesgo laboral, así que voy a tener un poquito más de tiempo para pasar por aquí. Intentaré dejaros por lo menos un post semanal y como tengo pendientes varios sobre temas de embarazo quería empezar por ahí, pero finalmente voy a hacerlo por uno que me tiene “ocupada” ahora mismo, la dichosa infección de orina. Es algo que se sufre dentro y fuera de el embarazo, así que este post sirve para todas vosotras estéis o no embarazadas.

Personalmente no suelo tener este tipo de infecciones a excepción del embarazo, con Álvaro tuve tres o cuatro y con Inés está siendo la primera (por cierto que no os lo he contado por aquí pero voy a tener una niña 🙂 ), y el problema es que ocasionan molestias bastante fuertes, y muchas veces contracciones.

En mi caso no he podido reconocerlas casi nunca pues no se me presentan con ganas de orinar frecuentemente sino con fuertes dolores en la parte baja del abdomen y en los riñones, y contracciones. En general además de estos síntomas o alguno de ellos puede aparecer picor o escozor y ganas de orinar aunque luego vayas al baño y casi no salga pis.

Para el embarazo siempre me han recetado lo mismo: Monurol. dos sobres, uno cada 24 horas. Es bastante efectivo y la verdad es mucho mejor tomar algo de medicación a dejar pasar la infección sin curarla, pues si estamos muchos tiempo con ella puede empeorar e incluso puede (como cualquier otro tipo de infección) llegar a afectar al bebé.

a018716c95f56c9ce02d3f4871dcaf0a

Es también muy recomendable tomar, sobretodo como preventivo zumo de arándanos o pastillas de arándanos que podéis encontrar en la farmacia o parafarmacia y que son naturales. Yo hoy mismo me he hecho con una de estas cajas pues el zumo me resulta más difícil de encontrar, sólo conseguí uno de Granini y no lleva la misma dosis que estas cápsulas; os contaré a ver que tal pues espero que funcionen.

arandano_rojo_americano_4211_22175242

Además os dejo aquí otra serie de recomendaciones que os pueden resultar útiles para prevenir la cistitis:

  • beber mucha agua, mínimo litro y medio diario
  • utilizar jabones neutros para la higiene íntima
  • hacer pis antes y después de tener relaciones
  • orinar a menudo y no aguantarse las ganas de hacer pis
  • no conservar la humedad, sobretodo ahora en época de piscina y playa. Es muy importante cambiarse el bañador al salir del agua pues los cambios de temperatura y la humedad retenida en esta zona son uno de los factores que más ayudan a desencadenar una infección
  • tener cuidado al utilizar baños públicos

Y eso es todo por hoy, tener mucho cuidado sobretodo si estáis embarazadas pues somos mucho más propensas a pillar cistitis; y esta época de verano es una de las más “peligrosas” para ello.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This