Hoy hace una semana que me cambió la vida, una semana desde que me convertí en bimamá. Domingo 27 de noviembre de 2016 a las 10 de la mañana. 2660 gramos y 48 cm de amor. Un parto bonito y muy semejante a mi parto soñado (eso os lo contaré en otro post), un momento mágico que nunca olvidaré, el de tener a Inés en brazos, poder olerla, abrazarla y darle la bienvenida a este mundo. Por fin, es lo primero que pensé, después de tantos meses de búsqueda y de 9 meses de embarazo, por fin está aquí con nosotros.

parto

Ha sido un camino duro pero la recompensa no podía ser mejor, además en todo este tiempo he aprendido muchas cosas que me han hecho crecer como madre, como mujer y como persona.

Afronto esta bimaternidad con felicidad plena, quiero disfrutar de cada segundo, porque sé lo rápido que pasa el tiempo, y aunque ahora me parezca mentira, dentro de unos meses sólo me quedarán las fotos y los videos de estos primeros días porque con Álvaro comprobé que es verdad eso que dicen, que el tiempo pasa volando y que luego no te acuerdas de cuando son tan pequeñitos.

Nos estamos adaptando, yo todavía estoy dolorida por los puntos y esas cosillas del parto pero os prometo que ahora mismo no podría ser más feliz.

Álvaro está muy contento con la llegada de su hermana, aunque le afecta, por supuesto, como a todos los niños, más nervios, más sensibilidad…pero bueno de eso también os hablaré en un post y os contaré como ha sido nuestra experiencia las primeras semanas, pues al fin y al cabo ahora sólo llevamos 4 días en casa. Me preocupa como se pueda sentir pero en nuestra mano está el acompañarlo, ayudarle a expresar sus sentimientos, enfado o frustración cuando los sienta y sobretodo recordarle que tenemos amor de sobra para todos, porque el amor de padres no se reparte, sino que se multiplica.

hermanos

Este mes el blog y las redes estarán algo más paraditos, lo primero es lo primero y quiero dedicarme a mi familia; además llegan los puentes, las vacaciones…y si de normal son fechas en las que los niños están mucho más excitados y nerviosos, con la llegada de un nuevo miembro a casa mucho más. De todos modos os iré dejando post y cositas que tengo preparadas (como el video blog de este mes en el que os hablaré de pañales, toallitas y otras cosas de culetes) y a partir de enero intentaré volver a la carga más a menudo, por lo menos con uno o dos post a la semana en los que os seguiré hablando de mi mundo viviendo con peques.

Gracias a todos por vuestros comentarios en redes sociales, por vuestros emails…es genial sentir a tanta gente al otro lado. Yo como siempre os digo aquí voy a quedarme, más o menos a menudo pero aquí, siempre, para seguir acompañándoos en la crianza de vuestros hijos a la vez que yo recorro este camino tan bonito con los míos. Os mando un abrazo enorme y os doy las gracias una y mil veces más por estar ahí en todo momento y haberme acompañado desde el día en el que conté que no podía quedarme embarazada hasta el momento en el que compartía con vosotros la primera foto con Inés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This