Excursión al Moncayo: ¿Cómo encuentro la nieve?

Si vivís cerquita de Zaragoza seguro que habéis visitado el Moncayo más de una vez en vuestra vida. Nosotros habíamos ido de pequeños e intentamos llevar a Álvaro a ver la nieve un par de veces, pero nunca habíamos conseguido encontrarla. Ayer volvimos a intentarlo y pasamos una tarde tan divertida que quería compartirlo con vosotros por si también os apetece escaparos un día de estos.

Por la mañana decidimos que nos íbamos de excursión, pero después de dos intentos fallidos no estábamos muy seguros de poder encontrar nieve. Preguntamos a varias personas conocidas por donde sería mejor subir y con sus indicaciones nos pusimos en marcha. Es cierto que últimamente ha nevado bastante, así que yo creo que este invierno la nieve estará más fácil de encontrar, pues las otras dos veces que fuimos sí que había pero quedaba mucho más arriba.

nieve

¿Qué ruta sigo?

Tenéis que llegar hasta el Monasterio de Veruela, y una vez allí vais un poquito más adelante y cogéis el camino que hay a mano derecha (dirección Agramonte). Ya sólo tenéis que seguir dicho camino; unos kilómetros más adelante volvéis a encontrar unas señales, tenéis que seguir siempre la dirección a Agramonte hasta llegar a un centro de interpretación que lleva el mismo nombre que queda a mano izquierda, y a mano derecha veréis un parking; no cometáis el error que cometimos nosotros de aparcar allí porque todavía podéis subir mucho más con el coche (menos mal que volvimos y lo cogimos porque sino andando con los peques no hubiéramos llegado a ver la nieve).

Como os digo tenéis que seguir el camino unas cuantas curvas más arriba, cuando llevéis un ratito veréis a mano izquierda un pequeño edificio de una planta (ahí ya habrá comenzado a verse nieve en la carretera), seguir un poco más adelante hasta terminar esa subida y os encontraréis de frente con una pequeña zona de aparcamiento (cabrán unos 10 coches aproximadamente), es ahí donde nosotros dejamos el coche pues la carretera se ponía fea, aunque había coches que continuaban la subida, algunos con cadenas, otros 4×4 y otros valientes sin nada que luego debían de arrepentirse al bajar cuando el coche iba haciendo eses.

Más arriba sé que hay un parking más grande, un restaurante y que la carretera asfaltada continua durante un rato hasta llegar a un camino de piedras en el que ya es mejor subir andando, en nuestro caso como os digo encontramos la nieve mucho antes.

Una vez dejéis el coche (si lo hacéis donde aparcamos nosotros) tenéis dos opciones: subir carretera arriba andando (nos dió cosilla porque bajaban los coches patinando mucho y además la gente se iba resbalando todo el rato) o meteros por un camino que hay allí mismo con una señal indicando que no se puede acceder con ningún vehículo. Allí estuvimos estupendamente, había alguna pequeña cuesta perfecta para que el peque pudiera tirarse por el trineo y no nos cruzamos con casi nadie, así que estuvimos super tranquilos y con la nieve casi virgen para nosotros pues estaba apenas sin pisar.

Tened en cuenta que no es como las pistas de esquí, a no ser que queráis subir más arriba, pero para encontrar un poco de nieve y que los peques jueguen con ella está perfecto.

Mi recomendación es que subáis hasta allí o en su defecto hasta que comencéis a encontrar nieve en la carretera, y que después vayáis a explorar con los peques. Si aparcais donde no hay nieve todavía como hicimos nosotros al principio será más difícil que lleguéis a verla, pues son caminos muy empinados y los niños pequeños se suelen cansar pronto de andar por ellos.

porteo

Álvaro disfrutó un montón, e Inés fue todo el rato durmiendo con mami, ¡bendito fular de porteo! nos viene genial en estos casos, tengo el Liliputi comprado en Pajarito Pinzón, y estoy muy contenta con él. Y otra de mis compras estrella fue el abrigo de porteo que me veis en la foto, es de Vertbaudet (os dejo aquí el enlace) y me lo pensé mucho porque era caro, pero si vais a dar a luz en invierno y queréis portear os lo recomiendo sí o sí (este u otro similar). Parezco un saco de patatas, pero es comodísimo y además así Inés puede ir super calentita. Estos abrigos son geniales porque al ser adaptables os sirven para el embarazo y luego a la hora de portear con frio vienen de maravilla.

¿Y si quiero comer por el camino?

Os dejo dos recomendaciones: el Parador de Bulbuente y el Mesón Las Ruedas, ambos están en la carretera y son una buena opción si os apetece comer al ir o al volver de la excursión.

nieve-papas

Además os hago una última recomendación dependiendo del día de la semana en el que vayáis: pasar a Borja a comprar zapatos para los niños. No es como Illueca pero también hay algunas fábricas y almacenes que venden zapatos de primeras marcas a precios bastante buenos (no he estado personalmente pero sí varias amigas mías), así que si además os apetece ahorrar podéis aprovechar la excursión para ello 🙂

Me encantaría que si os animáis a ir me contéis vuestra experiencia bien sea aquí en comentarios o en mis redes sociales. Abrigaros y a disfrutar, ¡¡que la vida son dos días!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: