Test de embarazo y test de ovulación: todo lo que necesitas saber

Tengo un par de temas pendientes desde que me quedé embarazada de Inés de los que os quería hablar y como se dice…más vale tarde que nunca, aquí estoy con uno de ellos.

Hay gente que en la búsqueda del embarazo se vuelve adicta a los test de embarazo, y sí, yo he sido una de ellas, ya me pasó en el de Álvaro (y eso que me quedé embarazada a la primera), así que imaginaros con Inés que tardó en llegar 20 meses…en ese tiempo compré muchísimos tests, y cada mes, después de hacerme alguno (a veces incluso estando ya con la regla, que la esperanza es lo último que se pierde) buscaba información en internet acerca de los test, de los falsos positivos, de los falsos negativos…En esos momentos te agarrarías a cualquier cosa antes de perder del todo la ilusión y ver que una vez más ha bajado la dichosa regla y que una vez más te esperan 30 días llenos de nervios e incertidumbre por delante, es algo que angustia enormemente.

Como os digo busqué mucho por internet y tenía pendiente dejaros mi experiencia real porque por desgracia seréis muchas las que estéis en la misma situación y espero por lo menos poder ayudar un poquito a aclarar vuestras dudas.

¿Qué tests compro?

Si estáis en esta búsqueda lo primero que os recomiendo es que compréis test ultrasensibles, ya que por el mismo precio de un test de farmacia tenéis unos cuantos. Yo los últimos los compraba en la web Lidertest, existen varias opciones pero yo solía adquirir el Pack Basic que trae 7 test de embarazo y 3 test de ovulación y cuesta 9,90 euros (envío gratuito incluido). Os dejo aquí el enlace directo por si os interesa adquirirlos. Estaba muy bien pues además de traer los test de embarazo (yo me los tenía que racionar porque sino fácilmente podía gastar los 7 en un mes, seguro que más de una me entiende…) traía los 3 test de ovulación que ayudan mucho a saber el momento en el que es más posible la concepción.

Recuerdo que el mes en el que me quedé embarazada gasté estos últimos cuando normalmente ovulaba, que era a mitad de mes, y ninguno dió positivo, pensaba que ese mes no ovularía o que los test estarían en mal estado, pero resulta que ovulé más tarde y, paradojas de la vida, fue el mes en el que “Inés se puso en la tripa” como dice Álvaro.

¿Cómo sé si es positivo o negativo?

Algo muy importante es obedecer a las instrucciones que dan todos los test: no hacer caso al resultado pasados ciertos minutos (normalmente entre 5 o 10).

Yo no hacía caso a esto ya que con Álvaro ví la línea más tarde (me pareció que salía negativo, me eché a dormir y al levantarme ví que había una sombra que finalmente fue efectivamente un positivo), y por desobedecer esas indicaciones más de una vez me llevaba un chasco pues en muchas ocasiones pasados esos minutos aparece una línea de evaporación que puede dar lugar a dudas.

Si es negativo es blanco nuclear, ya podéis buscar con lupa que allí no saldrá nada.

Si pasado ese tiempo sale una sombra posiblemente se trate de una línea de evaporación (un poquito más abajo os hablo de ella)

Si es positivo la línea tiene que salir en los primeros 5 minutos, sea tenue o fuerte pero tiene que salir pronto.

¿Cómo conocí mi positivo?

Recuerdo que ese mes pensaba no haber ovulado, pero era todo algo extraño, estaba mirándome la temperatura basal (también os explico acerca de ella un poquito más abajo) y me pareció ver una subida unos días más tarde de lo normal, así que deduje que igual había ovulado sin darle demasiada importancia, pues pensaba que ya se me habían pasado los días (ni siquiera coincidía con los días en los que había tenido relaciones). Unos días después me desperté por la noche con un dolor de tripa muy fuerte, eran como calambres que iban de un lado a otro y que me dejaban casi sin aliento unos segundos, me levanté de la cama y parece que me encontré mejor, pero ese día lo pasé con suero pues tenía el estómago revuelto y la tripa con molestias, yo pensaba que sería un virus (trabajando en una escuela infantil no es difícil coger varios a lo largo del año) pero luego me dí cuenta de que en realidad era Inés, asentándose en mi cuerpo, había venido para quedarse y hacerme la persona más feliz del mundo 🙂

No tuve sangrado de implantación, ni nada que me hiciera pensar que aquellos dolores podían deberse a eso (con Álvaro tampoco y ni siquiera noté ninguna molestia abdominal especial).

Lo curioso fue que unos días después mi temperatura basal volvió a subir, así que decidí hacerme un test de embarazo (cosa que ocurría muy a menudo), lo recuerdo como si fuera ahora, me lo hice como había hecho mil veces anteriormente, lo dejé en el lavabo sin prestarle mucha atención y me puse a alisarme el pelo, pero de repente al mirarlo me pareció ver algo, me acerqué y sí, se veía una línea rosita, el corazón se me puso a mil por hora, era casi inapreciable pero ahí estaba, y la diferencia con las otras veces era que había salido enseguida. Decidí no beber nada ni ir al baño después de eso hasta que no aguanté más y me hice otro: volvió a pasar exactamente lo mismo…me quedé con la duda pues no me lo podía creer, además la rayita era casi inapreciable, así que decidí esperar al día siguiente cuando me haría otro.

Esa tarde tuve un dolor de cabeza horrible y me encontraba fatal, pero parecía que estuviera enferma, como si fuera a coger la gripe, así que pensé que también podía ser que la tempetaruta basal alta en realidad fuera un poquito de fiebre.

Al día siguiente me hice otro test nada más levantarme y volvió a pasar lo mismo, salía una raya rosita a los tres minutos aproximadamente de hacer el test, que se apreciaba bien, luego pasado más tiempo se veía muy clarita.

En esta foto están ambos test, hay que echarle imaginación porque si en persona era difícil de apreciar, en foto más, pero algo se vé.

TEST1

¿Cómo sé si realmente es positivo?

Yo en ambos embarazos he visto la raya muy clarita en los test ultrasensibles, así que ante la duda en los dos terminé comprando un Clearblue. Lo hice 13 días después de ovular y este fue el resultado:

IMG_20160325_053555

Recuerdo estar en Santander, mis padres nos habían invitado a un viaje familiar con ellos y con mi abuela, eran las 5 de la mañana cuando me levanté, no podía esperar más, desperté a mi marido y me hice el test. El Clearblue a no ser que estés ya bastante embarzada es un horror…primero parpadea, luego sale la palabra “embarazada”, y luego mientras todo tu cuerpo tiembla y tu cabeza va a una velocidad increíble sigue parpadenado…hay dos opciones, que salga un “no” o que indique las semanas de las que estás…finalmente salió un “1-2” y a mí casi me da algo cuando lo ví. Cuantos sentimientos en aquel momento: miedo, incredulidad, alegría…por fin, aquello era cierto, lo habíamos conseguido, ¡estaba embarazada!

IMG_20160325_182144

 

¿Cuándo puedo hacerme un test ultrasensible?

Se recomienda hacerlo una vez que tienes por lo menos un día de retraso, pero eso es casi una utopía para alguien que está buscando un embarazo. Yo puedo deciros que en mi caso la rallita se empezó a apreciar entre los días 10-11 después de ovular. También es cierto que depende mucho de cuando se produzca la implantación, y esto puede ocurrir antes o después, en mi caso fue unos 5 o 6 días después de ovular y lo sé por los dolores que noté, pero normalmente una no sabe cuando se ha implantado el embrión.

Si tenéis manchado por implantación podéis haceros el test desde un par de días después de que se produzca.

¿Cómo diferencio la línea de evaporación de un positivo?

La línea de evaporación será aquella que salga pasados unos 10 minutos o más después de haber hecho el test (esa que encontrais al sacar el test de la basura para revisarlo, que a mí me pasó varias veces). Si el test es positivo debería verse algo en los primeros 5 minutos como os decía anteriormente.

Además si os quedáis con la duda lo mejor es haceros más tests los días posteriores (la hCG aumenta cada dos días). Si es un positivo la rayita irá aumentando de intensidad, pero si es negativo se verá igual todos los días y siempre aparecerá más tarde.

Os dejo esta foto de mis tests con los días en los que están hechos. Sé ve un poco mal pues son de hace un año y están pegados en mi agenda de embarazo con celo encima, pero así podéis haceros una idea de como debe aumentar de intensidad.

TEST2

¿Cómo sé cuando ovulo?

Os recomiendo los dos métodos más económicos y eficaces que existen: los test de ovulación y la medición de la temperatura basal.

Temperatura basal

En este post podéis ver información clara sobre este método, además en esta web llamada “Proyecto Bebé” tenéis disponibles tablas gratuitas en las que poder ir introduciendo cada día los datos. Os marcará de forma clara cuando habéis ovulado y se verá claramente el aumento de la temperatura. Os recomiendo leer el artículo pero en resumen os cuento que yo la tomaba en la boca con un termómetro normal, y que esta temperatura aumenta un poco después de ovular y otro poco en caso de implantación. Además si no hay embarzo lo que suele ocurrir es que uno o dos días antes de que baje la regla se produce un descenso bastante claro de la misma.

Test de ovulación

Si sois regulares lo normal es que la ovulación se produzca a mitad de mes, así que podéis comenzar a hacerlos a partir del día 10/12. Irán marcándose más poco a poco, hasta que la línea se vea de forma muy fuerte (más que la de control).

Mi recomendación es que el primer mes que los useis los hagáis durante todo el mes (desde que se termine la regla) para controlar más o menos cuando ovulais, y luego ya sólo desde unos días antes para no gastar tantos tests.

Tener en cuenta que los tests de ovulación siempre marcan una línea rosita, o casi siempre, pero que la ovulación se produce cuando esta línea es super fuerte, como os decía antes más que la de control (tomo esta foto prestada de Lidertest pues en mi caso no hice fotos a los tests de ovulación)

8005026_f1024

Además los test pueden realizarse a cualquier hora del día, no es como los de embarazo que sobretodo si es en fases tempranas hay que hacerlo con el primer pipí de la mañana. Lo que sí os recomiendo es que intentéis hacerlos a la misma hora todos los días, hay gente que incluso realiza uno por la mañana y otro por la tarde.

……………………………………………………….

Y hasta aquí este post que quería escribir hace tanto tiempo. Espero poder ayudaros con el mismo y sobretodo, espero de corazón que consigáis aquello por lo que estáis luchando. Desde que decides que quieres ir a buscar un bebé es difícil no pensar en ello, puede ser que los primeros meses lo tomes con calma, pero si tarda en llegar empiezas a obsesionarte, es imposible no hacerlo.

La gente te dice aquello de “no pienses en ello” o “cuando menos lo pienses llegará” pero yo decía ¿y cómo lo hago para no pensar? ¿me corto la cabeza?, porque sino es bastante complicado, al fin y al cabo es nuestro cuerpo, nosotras sabemos más o menos cuando nos va a bajar la regla, sabemos si nos duelen los pechos o no, si nos sentimos cansadas o activas…y es inevitable que aparezcan las dudas de si será este mes o no.

Cada vez que baja la regla es una pequeña pérdida, pues aunque no estuviéramos embarazadas las ilusiones nos las habíamos hecho igual.

No voy a deciros que no penséis en ello ni que tarde o temprano llegará porque sé de primera mano lo duro y lo difícil que es, sólo os dejo tres consejos que a mí me ayudaron mucho en esa etapa tan difícil:

  1. No os rindáis, no dejéis de luchar por aquello que queréis.
  2. Si veis que os está empezando a afectar demasiado buscar ayuda, en personas que hayan pasado por lo mismo, en grupos de apoyo, en una persona experta en psicología…puede llegar un momento en el que esta búsqueda frustrada llegue a afectar a tu vida diaria, así que si llega ese momento no temas buscar a alguien que te ayude. Una cosa es que busques algo con muchas ganas e ilusión y otra que esto llegue a hacerte una persona infeliz y a dejar de valorar lo que tienes que seguro es mucho.
  3. Busca alguna distracción, márcate un reto. En mi caso fue el de comenzar a correr y a hacer deporte, me apunté a La Carrera de la Mujer de Zaragoza y comencé a prepararla varios meses antes, fue una de las mejores decisiones que he tomado, y sin duda cruzar el arco de meta aquel 15 de noviembre fue uno de los momentos más importantes de mi vida. Vi que si me proponía algo, aunque me pareciera que estaba fuera de mi alcance, y luchaba por ello, lo podría conseguir, y aquello me dio fuerzas para no dejar de luchar nunca más en la vida. Fue algo tan importante que incluso llevo tatuado el número de aquel dorsal junto a la frase “Nunca te rindas” en mi cuerpo, cosa que espero que hagas tú también, no rendirte nunca.

Te deseo toda la suerte del mundo, y para despedirme os dejo la primera foto que tengo embarazada, es del día siguiente de conocer mi positivo, cuantos nervios y miedos y cuanta ilusión a la vez…pero al final los sueños se acaban haciendo realidad.

IMG_20160326_150446

Un abrazo enorme….¡y mucha suerte en tu búsqueda!

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: