Este fin de semana mi marido y yo celebrábamos 13 años juntos y reflexionábamos sobre lo que es ser pareja…

Ser pareja no es fácil, o por lo menos no lo es con el paso de los años. Al principio todo es muy sencillo, te ves poco, te coges con muchas ganas, y si tienes un mal día o estás de mal genio los que lo sufren son tus padres o las personas con las vives en ese momento (por lo menos así fue mi caso que tenía 17 años cuando comenzó nuestra relación).

Poco a poco pasa el tiempo y te vas a vivir juntos, ese es un gran paso y una prueba de fuego, 24 horas juntos, y ahora sí o sí, los malos días, las malas caras, los mocos si estás enfermo, los pelos de recién levantada…todo eso ya lo “sufre” tu pareja.

Y un tiempo después llegan los hijos, nuevo reto, enorme para una pareja. Los hijos unen o separan, tenemos una gran implicación emocional con ellos que hace muy complicado ceder en temas relacionados con los peques, y si el modo de educar o de ver las cosas de la pareja no está en la misma línea puede ocasionar muchos problemas.

Además de eso caes en la rutina y a veces te olvidas del otro, hay temporadas en las que te conviertes en compañeros de piso, más que en pareja, y eso no puede ser, debemos cuidarnos como pareja por nosotros y por nuestros hijos. Nos puede costar mucho dejarlos con alguien un par de horas para irnos a comer o cenar por ahí, pero para ellos va a ser mucho peor que sus padres no estén a gusto juntos o echen a perder poco a poco su relación de pareja.

Ser pareja no es fácil, 13 años dan para mucho, dan para momentos buenos, momentos malos, momentos de querer tirar la toalla y momentos de volverte a enamorar locamente. Lo importante es que a nuestro lado tengamos a alguien que sume en nuestra vida, no que reste, alguien que se complemente con nosotros.

Ser pareja no es bloquear al otro, ser pareja es ser su apoyo, su mejor amigo, la persona que le ayuda a levantarse si se cae, la persona que siempre está a tu lado, en lo bueno y en lo malo.

En 13 años hemos pasado por muchos momentos, buenos y menos buenos, pero todos ellos han hecho que seamos lo que somos hoy, y que 13 años después de aquel 2 de abril pueda seguir pensando que he encontrado al hombre de mi vida, un hombre al que quiero y admiro, el mejor compañero de vida que podía encontrar y sin duda el mejor padre que mis hijos podrían tener.

 

Diseño sin título

 

Esta foto es, sin duda, la que mejor podría representar estos 13 años juntos: hecha por Álvaro y con el carrito de Inés en un lateral…Quien iba a decirnos aquel 2 de abril de 2004 que íbamos a terminar formando una familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This