El mes pasado recibía un email con una invitación para participar en el II Concurso Mi Verdura Congelada; la cocina no es lo mío así que me lo pensé un poquito, pero luego ví que era una buena oportunidad para innovar en casa y para hacer algo divertido con Álvaro, así que junto a otros 25 blogs me animé a participar en esta iniciativa tan chula.

Este Concurso es una iniciativa de la Asevec (Asociación Española de Verduras Congeladas) que intenta fomentar el consumo de la verdura en todos los hogares y hacerlo de la forma más cómoda posible.

Yo siempre tengo en el congelador alguna verdura congelada (hasta ahora solían ser espinacas), viene genial tenerlas a mano para esos días en los que necesitas cocinar un poquito más rápido. Las verduras congeladas conservan sus propiedades y nos hacen la vida un poquito más fácil.

Para el concurso recibí 11 paquetes con diferentes tipos de verduras envasadas y cortadas para “llegar y cocinar”. Me han venido genial las zanahorias baby, que ahora echo a muchos de mis platos y que he introducido incluso en la papilla de frutas de Inés. Las judías verdes también me vinieron fenomenal, ya cortadas y listas para preparar; y las espinacas por supuesto que en esta casa siempre dan mucho juego.

No sabía que podía encontrar todos esos tipos de verduras de este modo tan cómodo, pero ahora sin duda serán un must en la vida de mi congelador. Eso sumado a las verduras “directas de la huerta” que me llegan a casa por medio de familiares que tienen huerto (ventajas de vivir en un pueblo 😉 ) harán que en casa tengamos una alimentación mucho más sana.

Para participar en este Concurso era necesario elaborar dos recetas aptas para peques. Como os digo la cocina no es lo mío así que he buscado algo que fuera divertido y llamativo para los peques y que pudiera elaborar con Álvaro.

Mis recetas finales han sido “El bosque de verduras” y “La tortilla verde”. A continuación os muestro con más detalle ambas.

Esta ha sido una oportunidad muy buena de dar a conocer a Álvaro los diferentes tipos de verduras, él me ha ayudado a sacarlas del congelador, a seleccionar cuales íbamos a utilizar…(si lleva el pijama al revés, es lo que tiene estar en la fase en la que se viste solo)

2

Ha leído las etiquetas para comprobar que había sacado los ingredientes adecuados…

3

Y ha sido un ayudante de cocina ¡estupendo!


EL BOSQUE DE VERDURAS

Ingredientes: un puñado de guisantes, 10 zanahorias baby, 1 coliflor y 4 brócolis.

Echamos todo en una sopera con agua, aceite y un poco de sal, y lo ponemos a hervir durante 10 minutos.

4

Posteriormente lo sacamos, escurrimos y colocamos en la bandeja simulando un pequeño bosque con árboles (brócolis), casita y pájaros (zanahorias) y hasta un sol (coliflor).

5

Después lo ponemos en la mesa y cada uno se sirve a su gusto, los peques eligen cual de todos los ingredientes prueban y experimentan con todos ellos 🙂

 


LA TORTILLA VERDE

Ingredientes: 3 tacos de espinacas, 10 zanahorias y 3 trozos de longaniza cruda.

Ponemos todo en una sopera con un poco de aceite, una cucharada de tomate frito y una pizca de ajo y sal y lo dejamos hervir durante 10 minutos.

A continuación lo escurrimos y lo trituramos todo con la batidora.

6

Añadimos 4 huevos y batimos la mezcla fuertemente. Se pueden añadir al finalizar unos trocitos de jamón serrano.

7

A continuación echamos la mitad de la mezcla en un plato y lo ponemos en una sartén con un poquito de aceite como cuando hacemos una tortilla. Después hacemos lo mismo con la otra mitad de la mezcla para conseguir dos tortillas.

8.png

A los niños les llama mucho la atención el color que queda y tiene un sabor muy rico. Una forma diferente de comer verdura.

Nosotros como presentación final decidimos ponerlo en una rebanada de pan de centeno (este es de Mercadona pero no nos ha gustado mucho, os recomendamos mejor el pan de centeno y avena que encontrareis en Alcampo), junto a una loncha de queso light. Cortamos la tortilla con la forma del pan y…¡listo!

1

 

En las redes sociales de la Asevec están compartiendo los enlaces a las recetas que están preparando el resto de blogs, y hay algunas que merecen mucho la pena.

Al final (por lo menos en casa) siempre comíamos las verduras del mismo modo (o cocidas como toda la vida, o en puré). Este concurso nos ha servido para reinventarnos y buscar diferentes modos de hacerlo.

La tortilla es una opción genial para meter toda la verdura que queramos y que los peques apenas se enteren, y mi siguiente prueba serán unas albóndigas vegetales…

Si tenéis más ideas de recetas no dudéis en dejármelas en comentarios, y si ponéis estas en práctica contarme si han tenido éxito con los peduguillos en casa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This