Este invierno los virus han llegado con mucha fuerza. En la guarde tenemos a muchos peques malitos, en casa hemos cogido un montón de cosas, y la mayoría de ellas terminan siempre con la dichosa tos.

Creo que es una de las cosas más molestas, sobre todo a la hora de dormir. Si somos los adultos los que tenemos la tos, no conseguimos descansar, nos levantamos doloridos como si hubiéramos estado toda la noche en el gimnasio haciendo abdominales, y además nos despertamos de un mal genio increíble.

Si son los niños los que tienen tos, no consiguen dormir bien, se despiertan un millón de veces, y si además son pequeñitos, es posible que lo hagan llorando, porque no entienden por qué razón quieren dormir y su cuerpo, con ese ruido tan molesto, no les deja descansar.

 

 

 

Hay muchos “remedios de la abuela” que nos pueden ayudar a calmar la tos de diversos modos, y esta semana he querido recopilar algunos de ellos en este post:

 

Poner una cebolla en la habitación: desde pequeñita mi madre dejaba una cebolla en la habitación, por las noches, cuando tenía tos, y no sé si porque funciona, o por costumbre, yo lo sigo haciendo con mis hijos. El funcionamiento es muy simple: pones una cebolla en un plato partida en cuatro partes, y la colocas en la habitación, en un sitio cercano a la cama.

Como recomendación personal, es mejor poner la cebolla un ratito antes de acostarse para que se vaya impregnando de ella el ambiente; de ese modo es mucho más efectiva que si la ponemos a mitad de noche.

 

 

 

Utilizar alcohol de romero: lo descubrí gracias a una mamá de la escuela infantil; es otro de esos trucos caseros que ayudan a calmar la tos. Podéis poner una gotitas en la habitación o alrededor de la cama (no lo pongáis justo donde va a estar el niño, pues es bastante fuerte).

Si tenéis la posibilidad de hacerlo casero, mucho mejor; además es muy útil para tratar muchas otras afecciones.

 

 

Dar Vicks vapo Rub en la planta de los pies: el famoso Vicks vapo Rub lleva acompañándonos desde la infancia, cuando nuestras madres nos embadurnaban con él por todo el cuerpo cada vez que estábamos malitos. A día de hoy lo seguimos utilizando, en el pecho, la garganta, la espalda, un poquito cerca de la nariz…pero hace poco descubrí una forma mucho más efectiva de aplicarlo: en la planta de los pies.

Allí están todas las terminaciones nerviosas de nuestro cuerpo, y aplicar en ellos el Vicks vapo Rub os aseguro que funciona para calmar la tos. Es recomendable aplicarlo en los pies y poner unos calcetines para que sea mucho más efectivo.

Por cierto he descubierto que sirve para muchas cosas más, además de para cuando estamos enfermos, como para las grietas de los pies o las estrías, por ejemplo.

 

 

El Vicks vapo Rub no puede utilizarse en niños menores de dos años, pero han sacado uno especial para bebés que podréis utilizar sin problema.

 

Humidificar la habitación: muchas veces la tos se produce por la sequedad del ambiente, y tener la habitación bien humidificada nos puede ayudar a toser menos. Cuando Álvaro era pequeño utilizábamos un humidificador, pero el pediatra nos recomendó no abusar, porque muchas veces el contraste entre un ambiente o otro no era beneficioso; así que decidí recurrir a otro de los trucos de mi madre.

Se trata de poner un tarrito con agua en la habitación para que poco a poco el ambiente mejore. Podéis poner un cuenco debajo del radiador, e incluso unos tarritos que venden en ferreterías, chinos…especiales para ello, que pueden colgarse en el mismo radiador y además son decorativos. En esta página de Leroy Merlín encontraréis algunos ejemplos de humidificadores decorativos que me han parecido muy chulos.

 

 

Hacer un “brebaje” con Coca Cola: este lo he descubierto hoy mismo, navegando por internet, y no lo he probado, pero me ha llamado la atención. No tengo ni idea de si funciona, y sinceramente, no voy a probarlo porque no me gusta ninguno de los dos ingredientes, pero si alguien se anima que nos deje un comentario contándonos si ha funcionado la experiencia 🙂

Para llevarlo a cabo tenéis que coger un vaso de Coca Cola, añadirle unos trocitos de cebolla y hervirlo todo durante 3 minutos. Recomiendan tomarlo antes de dormir…¿Os atrevéis?

 

 

 

Algunos de estos remedios naturales, sean caseros o no, no están recomendados para niños menores de 2 años; por ello es recomendable que consultéis con vuestro pediatra cual de ellos podéis utilizar; pues además serán más adecuados unos u otros según el tipo de tos que tengan los niños.

Por ejemplo humidificar el ambiente con un humidificador puede ser muy beneficioso en caso de tos por congestión nasal o tos seca; pero no lo sería tanto si se trata de tos por bronquitis.

Existen también parches, y remedios que podéis encontrar en la farmacia adecuados para los peques. En casa todavía no hemos probado ninguno, pero si lo hacemos prometo contaros la experiencia.

 

Además hay alimentos que pueden ayudarnos con la tos como la miel, el limón o el jenjibre, entre otros. Y jarabes naturales que pueden ser beneficiosos para los peques. En casa hemos probado Aprolis Kids y Pimpanitos, y con Álvaro nos han funcionado muy bien. Eso sí, como siempre, consultar antes y aseguraros de que vuestros hijos no son alérgicos a ninguno de sus componentes.

 

 

Lo mejor sería no tener que convivir con los virus, que fuera siempre verano, pasarnos el día en la playa y no ponernos malitos, pero como esto no va a ser posible, nos conformaremos con vivir el invierno del mejor modo posible, disfrutar de sus cosas divertidas, que también las tiene; y buscar remedios que nos ayuden con cosas tan latosas como nuestra querida tos.

Y vosotros, ¿qué remedios de la abuela utilizáis en casa?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies

EL 31 DE JULIO CERRAMOS LA TIENDA ONLINE. ¡¡Disponibles todos los talleres al 50%!! Descartar

Share This