¿Vosotras también acumuláis millones de ropas de los peques y al final usáis siempre cuatro cosas? Con Álvaro aprendí y la verdad es que ahora le compro lo justo, influye mucho que la ropa le importa más bien poco, pero con Inés es otro cantar…

Inés es muy presumida, le encanta la ropa, crearse sus conjuntos…y a mí que también me encanta me puede, y no os digo nada a la abuela que le estaría comprando nuevos modelitos cada dos por tres 🙂  A principio de verano cargué con algunas cositas que necesitábamos para este verano, buscando moda de baño para niñas online porque últimamente compro todo vía online; y a Álvaro también le cayeron un par de bañadores que los del año pasado ya le habían quedado minúsculos. Eso sí, tengo que reconocer que para mí hace millones de años que no compro nada…¿Os pasa igual?

Vivimos en una sociedad de mucho consumo (por cierto os recomiendo el documental The Minimalist de Netflix, si no lo habéis visto todavía, que os hará reflexionar al respecto), Compramos todos los días, en muchas ocasiones cosas que tenemos parecidas, muchas se quedan nuevas sin usar y otras tienen tan poco calidad que tras un uso ya no nos sirven. En casa he comenzado a hacer limpiezas grandes, donar ropa, vender cosas que están bien…y es interminable y abrumador todo lo que llegamos a acumular.

Ya no puedo volver atrás, pero sí hace un tiempo que decidí comprar menos y mejor, y siendo muy consciente de si son cosas que voy a necesitar y utilizar o si son caprichos del momento. 

Voy compartiendo estas reflexiones en mis redes sociales y será un tema que tratemos mucho de cara al próximo curso, y mientras quería comenzar a ayudaros con los imprescindibles de verano, así que os he creado una lista con 5 imprescindibles para llevar el minimalismo a la playa este verano y que vuestra maleta pese mucho menos.

La semana pasada estuvimos en la playa, siempre cargo con mil cosas y al final no utilizo ni la mitad, así que aquí os comparto mi lista con los 5 imprescindibles del verano que he utilizado con Inés para llevar una maleta ligera y sobre todo útil:

  • Chaleco de natación (imprescindible para Inés que está aprendiendo a nadar pero todavía le falta un poquito para soltarse sola)
  • Braguitas de bañador. Para la piscina utilizamos bañadores, pero para la playa me gusta que lleve solo culotte, más cómodo y no está con la humedad en la tripita cuando sale mil veces del agua. Si queréis comprar culetín de baño para niña os dejo una recomendación aquí, con cosas monísimas, yo me habría llevado todos
  • Sandalias para la playa. Inés quiso de las de meter el dedo como las mías y no fue buena idea porque no andaba nada bien, así que al final nos quedamos con las que son tipo “crocs” con las que ha ido de maravilla entre la playa y la piscina
  • Vestidos fresquitos para después del baño
  • Complementos para el pelo: tipo gorras y gomitas para ir bien fresquita y cuidar el pelo, que una semana después nos sigue saliendo arena por las orejas 🙂

¿Cómo lleváis vosotras estos temas? ¿Añadiríais algún imprescindible más a la lista?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies