Crianza

Siempre me han gustado los niños, y por eso llevo muchos años trabajando y formándome con respecto a ellos; pero mi vida cambió en este aspecto sobretodo al convertirme en mamá. Eso fue en febrero de 2012 y muchas de las cosas de las que aprendí no me sirvieron de mucho a la hora de ponerlas en práctica con mi hijo, es tal la implicación emocional que tenemos con ellos que es difícil aplicar toda esa “teoría” que hemos aprendido o que nos han contado que hay que hacer.

Educar a un hijo no es fácil y todos lo hacemos lo mejor que podemos, cada uno desde una perspectiva, cada uno con un estilo diferente. Ninguno es mejor ni peor, todos son válidos pues lo hacemos lo mejor que podemos. En esto de la maternidad no sirve de nada ser educador, todos comenzamos de cero y vamos forjando poco a poco una nueva vida para nuestros hijos.

Nosotros elegimos el camino de la crianza con apego y con respeto, con límites y normas y con mucho mucho amor. De ello, junto a todas las experiencias vividas como mamá en estos años y a las que he vivido durante más de diez como educadora infantil es de lo que vine a hablar en el blog y de lo que espero seguir hablando, compartiendo y aprendiendo por muchos años y días más.

Os invito a viajar por esta sección llamada “crianza” y por sus tres partes: educación, cuidados y reflexiones; donde encontrareis todos los temas de los que voy escribiendo relacionados con la maternidad, la paternidad y la crianza de nuestros hijos.

14581395_617114895126821_1616160237606795350_n

A %d blogueros les gusta esto: